Compositor argentino fuera de su país, a través del tango, tiene algo más para decir …

Ya hace casi dos décadas que Alejandro Fasanini -músico y compositor argentino- decidió partir hacia el continente de sus ancestros; pero no fue solo, se fue con toda la nostalgia que alguien puede llevar y la sublimó con su música hecha tango; así aparece en el año 2010 un material íntegramente de su autoría, que suena a través de una orquesta que él mismo formó, y que decidió llamarla ´Hijos ilegítimos de Astor´. Piazzolla, destacado compositor y bandoneonista argentino del siglo XX, es sin duda un gran antecedente musical para Alejandro, ya que sus obras llevan su impronta y se traducen en forma magnífica a través de sus dos primeros CD. 
´Tentación tango´ es el título que lleva el primer CD e ´Intuición tango´ el segundo; forman parte de una trilogía de tango contemporáneo que espero salga pronto para el disfrute de todos. Yo creo que nos sorprenderá ´Contemplación tango´ por lo curiosamente actual.
El primero es un material compuesto casi una década antes de salir a la luz. Se evidencia un músico que evoca permanentemente sus orígenes; pareciera estar conectado a un lugar del que nunca pudo irse ni tampoco volver, su Buenos Aires querido, y es capaz de transmitirlo con una especial y profunda emoción. Se aprecian diálogos exquisitos entre la voz del bandoneón y las cuerdas, combina perfectamente las voces principales con las que no lo son; sin embargo a través de todos los temas se puede apreciar que los instrumentos tienen un rol de importancia y de lucimiento, todos tienen algo que decir en algún momento.
Alejandro tiene una gran ductilidad para combinar momentos de maravillosa delicadeza y lucimiento a cargo de algún solo instrumental, con momentos teñidos de una gran fuerza sonora por parte de la orquesta tocando en pleno; maneja muy bien los distintos climas –donde la nostalgia siempre está presente–, los que provocan profundas emociones en el oyente.
En pocos tangos aparece otro elemento importante, una voz femenina que interpreta muy bien lo que dice, las letras –también de su autoría– hablan de amores, desamores, encuentros y desencuentros, presencias y ausencias; la música, la voz, los instrumentos, configuran un contexto sonoro a cargo de una orquesta sólida, capaz de interpretar a la perfección la propuesta del autor.
Su segundo CD, Intuición tango, fue compuesto y grabado en el año 2013, el músico demuestra que es capaz de combinar un universo sonoro que fluye entre lo retro y lo actual, convergen el ayer y el hoy en un diálogo permanente; es un material muy atractivo y potencialmente más complejo, sabe aprovechar otras posibilidades tímbricas de los instrumentos de la orquesta como el uso de otros recursos compositivos; no obstante su impronta sigue intacta, sus emociones y la forma que tiene de trasmitirlas son las mismas, se nota un músico que sabe conservar la belleza en su decir musical como en el manejo de los climas sonoros. Alejandro se muestra menos nostálgico, hasta en sus letras habla fundamentalmente del sentido de la vida. La cantante realiza una gran interpretación haciendo uso de muchos recursos expresivos, sumados a la gran pasión que pone en cantar cada uno de los temas. 
Estimo que Contemplación tango será una verdadera novedad, este músico apuesta a más….. Creo que logró convivir con su nostalgia y derribar la barrera de la distancia con el tango, esta música popular, universal, elaborada y sofisticada, Alejandro la siente con el cuerpo y el alma, la trasmite, y por sobre todo la celebra en cada uno de sus temas.
A través del tiempo me impactan tanto las diferencias como las similitudes con la música de Don Astor…, el vínculo que este músico argentino crea entre sus obras y las de Piazzolla, es el núcleo emocional de su música, la que goza de versatilidad y dinamismo, por eso espero la última parte de la trilogía, porque este argentino tiene algo más para decir…

Comments

comments

Publicado en Review.